En el corazón de la comarca gerundense de La Selva se halla Mas Parés, antigua casa solariega del siglo XIV, en una ubicación privilegiada para sus granjas e instalaciones, rodeada de encinas, avellanos y castaños. En las sucesivas fases de ampliación y remodelación tanto de las instalaciones industriales como de la sede social han quedado totalmente integradas en el conjunto arquitectónico de la masía y el paisaje natural.

Conservación del territorio y la biodiversidad.

En su compromiso ambiental llevado hasta sus últimas consecuencias, la finca sigue su ritmo natural, los masoveros ocupan el día en sus tareas y como siempre, por el otoño, se lleva a cabo la recolecta de la avellana y la castaña.